Mitos sobre la hipnosis

MITOS DE LA HIPNOSISMuchas veces, cuando le comentamos a la gente que realizamos procesos de hipnosis (para dejar de fumar, para control de peso, para evitar fobias…), las caras muestran incredulidad, curiosidad, ¡incluso miedo! Una leve sonrisa de nuestro interlocutor, seguido de la pregunta: “¿Hipnosis?” nos muestra que la persona necesita y busca más explicaciones acerca de un mundo que tiene asociado a espectáculos donde la gente hace la gallina y otras cosas por el estilo.

Así que hoy vamos a desmontar algunos mitos sobre la hipnosis.

Desmontando mitos sobre la hipnosis:

Mito 1: La hipnosis es para gente poco inteligente o manejable.

Esta creencia viene de los espectáculos de hipnosis, donde la persona parece manejada a su antojo por el hipnotizador. En realidad estos espectáculos conllevan más trabajo del que se ve en la televisión, y necesitan de la participación del sujeto. Y como ya han demostrado diversos estudios, para realizar una correcta sesión de hipnosis, es mucho mejor la participación de personas con mayor inteligencia y creatividad, puesto que el paciente debe seguir con su mente las indicaciones del terapeuta o hipnotizador, y ser más hábil mentalmente, le facilitará y potenciará su proceso.

Mito 2: Me puedo dormir y no despertar.

En realidad, el estado hipnótico no es un estado de pérdida de consciencia. Es más se trata de un estado de hiperconsciencia, muy similar a una relajación profunda, donde se necesita de la participación y atención consciente del cliente. Es más, si uno no desea ser hipnotizado, el proceso de hipnosis no será posible, puesto que se necesita de esta participación consciente del cliente.

Mito 3: Hay que tener un don especial para que te hagan hipnosis.

Cualquier persona puede trabajar con hipnosis. No tiene que ver con poderes ocultos, sino con el conocimiento de cómo funciona nuestra mente. Tan sólo es necesario tener los conocimientos y preparación necesarios para desarrollar el proceso de hipnosis con toda seguridad y eficacia.

Mito 4: Pueden averiguar secretos íntimos que no quiero revelar.

Este es otro mito generado a través de la hipnosis como espectáculo. Como ya hemos visto, en estado hipnótico, la persona sometida a hipnosis es totalmente consciente de lo que sucede y es dueña de la situación. De hecho, todo proceso de hipnosis, en realidad es un proceso de Auto-hipnosis, puesto que es el paciente quien decide seguir las instrucciones del terapeuta.

Mito 5: Se pierde la consciencia y el control.

En realidad sucede lo contrario. El paciente se sitúa en un nivel mental de máxima concentración. Toda su concentración está puesta en el seguimiento de las palabras del terapeuta. Aunque el cliente se encuentre en un estado de trance, la mente inconsciente sigue teniendo la capacidad de criticar y censurar lo que sucede a su alrededor, de manera que es muy importante el modo en que el terapeuta utiliza su vocabulario, puesto que la mente inconsciente puede decidir no continuar con el proceso por no estar en consonancia con la información previa. De este modo, si en un proceso para dejar de fumar, el terapeuta decide dar una orden tal como “cuando salgas querrás pagarme el doble”, tal orden, absolutamente contraria al proceso llevado a cabo, provocaría una sensación de alarma en el paciente, de modo que se rompería el proceso de hipnosis. Y esto sólo sucede porque en ningún momento se pierde el control. Todo sucede siempre con la autorización de la mente consciente e inconsciente del paciente.

Esto puede llevar a la falsa sensación de que el cliente no ha sido hipnotizado, puesto que se siente que se ha enterado de todo.

Mito 6: La hipnosis es peligrosa.

No existe peligro alguno, puesto que el estado de hipnosis se alcanza de manera natural varias veces al día sin la ayuda de un terapeuta. De lo único que debemos preocuparnos es de lograr realizar la hipnosis con un profesional correctamente cualificado. De este modo, lo más raro que nos puede suceder es que el paciente pase de un estado de vigilia a un estado de sueño natural y se le tenga que despertar para continuar el proceso.

Estos son algunos de los mitos más comunes acerca de la hipnosis. ¿Se te ocurre alguno más?

Participa y coméntanos cualquier duda que tengas, participando todos, crecemos todos 😉

¿Te atreverías a realizar un proceso de hipnosis? 😉

Si es así, pincha sobre la imagen o ¡ponte en contacto con nosotros!

hipnosis dejar de fumar

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!